CABALGANDO

TENÍA QUE SER JAMES

Por: Carlos Alberto Lenis García.

 

Si, tenía que ser el destinado a conducir una selección Colombia de mayores a instancias jamás vividas en un Campeonato del Mundo de Futbol.lenis

No fueron Marcos Coll, en la selección del 62 en Chile, ni “el Pibe” Carlos Valderrama, Bernardo Redin, en Italia 90, ni en el 94 en Estados Unidos el mismo Valderrama con Harold Lozano y Fredy Rincón,  tampoco fueron en el 98 en Francia, Valderrama, Rincón, Lozano ni Andrés Estrada, los encargados en el combinado patrio de llevar los hilos, de crear las ideas, de conducir el equipo a estas pretensiones, si no que había que esperar este Mundial el del 2014 acá en el Brasil.  Acción ésta que estaba reservada para JAMES RODRIGUEZ.

James quien no había nacido cuando tuvimos un pequeño destello, que fue mucho para lo que hasta ese entonces había hecho una selección en un Mundial, llegar a octavos, hoy es él, el que lleva de la mano, con su majestuosa pierna izquierda, sus ideas claras, sus pases precisos, su ánimo altivo y sus maravillosos goles, como el primero ante Uruguay del dos a cero (james hizo las dos anotaciones en este encuentro) que ahora nos da ese privilegio de estar entre los ocho mejores del Mundo.

James es el mejor jugador del Mundial, según la FIFA, el ente orbital organizador del campeonato, es a hoy el goleador con cinco goles, sin ser delantero.

James brilla por encima de esos que llegaron precedidos de ser los mejores del Mundo, como el brasileño Neymar, el argentino Messi, el portugués Cristiano Ronaldo, a quienes con sus ejecutorias, brillante lucidez, cabeza levantada para entregar el mejor pase los ha dejado como unos más en este Brasil 2014 que pasara a la historia donde el Mundo vio a este jovencillo de apenas 22 años a cumplir 23 el próximo 12 de Julio, y que ojala sea aquí en el Brasil donde le celebremos su cumpleaños.

James a quien el destino le tenía esto preparado no soñó con llegar al sitial que hoy ocupa, se lo propuso, fue una de sus metas, lo esta logrando.

Desde su niñez se preparó para esto en la capital tolimense, en donde llegó a los tres años de edad con sus padres, quienes por divergencias familiares se separaron por los problemas continuos de su Papá llevados por el alcoholismo, situación que no le permite ser como su hijo un grande en el Futbol.

El papá de James a quien le heredó las dotes de futbolistas y su nombre, estuvo en las selecciones Colombia juveniles, siendo campeón en un suramericano y titular del equipo que estuvo en el Mundial Juvenil de Rusia en el 85.

James es hoy el que tenía argumentado en sus sienes, rondando en su cabeza, de ser el encargado, de ser el ilustre conductor de la selección que a pasos agigantados sigue en este Brasil lleno de futbol, y lleno de emociones.

 

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

error: