Una mirada a la vereda la Yunga donde ya está en funcionamiento el relleno sanitario “Los Picachos”

Desde el pasado 7 de julio se iniciaron las obras de adecuación del lote de terreno donde funciona ya el nuevo relleno sanitario de Popayán denominado “los picachos”.

Primera Celda Transitoria del Relleno Sanitario los Picachos
Primera Celda Transitoria del Relleno Sanitario los Picachos

El lote es de 60 hectáreas, 40 de las cuales son las destinadas para la disposición final de las basuras y las 20 restantes para reforestación. Es una zona hermosa llena de verde y aun con olor a monte, en los alrededores hay cientos de pinares que pertenecen a Cartón Colombia, que es  la empresa productora de papel más importante del país.  Estos pinos son el hábitat de las quinquinas las aves reconocidas por sus fuertes graznidos, hay además abundante flora silvestre que servirá de fondo al relleno que según los habitantes de las veredas la Yunga, el Tablón y rio Hondo les cambiara la forma de vida, el ambiente y la tranquilidad.

No obstante esperan que las autoridades ambientales, cumplan con lo que prometieron y  apliquen los respectivos planes sostenibilidad e impacto en  la zona. Además que les lleguen las anunciadas obras de progreso representadas en vía, agua, electricidad, internet, salud, educación entre otros.

Para llegar desde Popayán a Los Picahcos, es necesario un  desplazamiento que toma unos 45 minutos pues hay que recorrer unos 25 kilómetros por una vía interveredal, cuyo estado deja ver que la presencia del gobierno en la zona aún no existe. Hay unas cuantas casas a lado y lado de la vía, otras muchas abandonadas, la gente simplemente se fue, el paisaje que acompaña la carretera en varios trechos deja de ser verde para dar paso a las ladrilleras que se ubican en terrenos ricos en grea que es el material que su usa para la producción de ladrillo. La distancia es amplia y esto plantea una inquietud relacionada con el papel de los recicladores que tendrán que disponer de transporte para realizar su labor, ya que los buses urbanos llegan hasta la vereda de cajete, donde está ubicado el relleno sanitario el Ojito a 10 kilómetros de distancia y que cerró sus puertas acogiendo una disposición de la CRC.  El papel del Ojito se limitara desde ahora y hasta que se construya la báscula del relleno Los Picachos a permitir el ingreso de los camiones cargados de basuras para ser pesados Y  luego llevar su carga al nuevo relleno.

La vía a la vereda la Yunga, es luego de un desvío a la altura del kilómetro 22 por donde está el ingreso al relleno, es una vía de tierra reforzada por piedra para evitar el hundimiento de los camiones que llevaran la basura de Popayán y 13 municipios más del departamento, es una zona fría donde se respira un aire puro,  hay nacimientos de agua que los habitantes esperan no se contaminen.

En la zona todo es expectativa, tendrán que acostumbrarse al tránsito de camiones cargados con residuos, algunos auguran lo peor, otros sin embargo creen que a cambio de recibir lo que nadie quiere tener en Popayán les abre la oportunidad de tener lo que todos tienen medianamente en Popayán: Progreso.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

error: