Pacto de no agresión entre Indígenas y Autoridades depende de negociaciones que se retoman hoy

El sábado por la tarde, en medio de un clima de alta tensión que dejaba heridos 44 nativos y 12 uniformados, se logró una tregua que puso fin –temporalmente- a la confrontación entre Indígenas del Cauca que reclaman tierras y autoridades que buscan proteger la propiedad privada y el derecho a la libre movilidad en las vías.

ESMAD

La tregua es de 72 horas, lo que significa que al menos hasta el martes o miércoles no se presentarán choques entre las partes. Los nativos no intentaran bloquear la vía Panamericana en Mondomo y las autoridades cesarán las acciones de desalojo en los terrenos ocupados  entre Miranda y Corinto.

No obstante, el fin del movimiento indígena depende de las negociaciones que desde esta tarde se reactiven en el norte del Cauca. Se espera la llegada de funcionarios de Ministerios, gobierno del Cauca, líderes indígenas, representantes de la Defensoría del Pueblo entre otros.

La clave está en poner a las partes de acuerdo en torno a la tenencia de la tierra; los Indígenas no han dado muestra de frentar su movimiento de levantamiento que busca hacerse a fincas de vocación cañera que están en la parte plana del norte del Cauca. El gobierno a su turno, explica que estas tierras no hacen parte de las negociaciones que en el pasado se pactaron con los nativos.

El representante a la cámara por el departamento del Cauca, John Jairo Cárdenas, asegura que el movimiento indígena se basa en una ambigüedad que quedó en los decretos autonómicos firmados por el presidente, que reconocen a los indígenas pedir la compra de tierras ancestrales; pero sin especifidad, lo que significa – a juicio del Representante Cárdenas- que si así lo quisieran los indígenas podrían reclamar el país completo, que en esencia es ancestral.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

error: