“LUCHO HERRERA COMO UN NAZARENO……..LLEGA A LA META……”

CABALGANDO

Por: Carlos Alberto Lenis García.

 

Así eran las palabras con las que el narrador de Caracol Radio le contaba a nuestra audiencia uno de los momentos más grandes del deporte Colombiano de una de las etapas más memorables del ciclismo Colombia la número 14 del Tour de Francia de 1985, ese día Lucho tenía la camiseta de lunares rojos que lo destacaba como el rey de la montaña, Fabio Parra el portador de la camiseta blanca, la del mejor novato, honor que disputaba con el Español Eduardo Chozas.

Lucho Sangrando.

Alguien en el equipo Café de Colombia manifestó que observaban el día anterior muy nervioso al Jardinerito de Fusagasugá, situación que no supimos si era cierta o falsa.

Lo que si sabíamos y poco se hablaba del tema era que Lucho tenía tendinitis que lo aquejaba.

Esa epata que hoy recuerdo tenía cinco premios de montaña de primera categoría con los últimos kilómetros con un descenso terrible antes de llegar a Saint-Etienne.

El explosivo escalador que nos tenía acostumbrados, Lucho, apareció en último premio de montaña, paso primero en ese alto , no recuerdo hoy como llama, lo que si recuerdo fue que paso con más de un minuto de diferencia del lote donde venía el líder, Bernard Hinault.

La moto desde donde yo transmitía era conducía por un veterano doble de cine el queridísimo Señor Riviert, fuimos los únicos que descendimos al lado de Herrera, bajaba también y rápido que la moto de la televisión que debía estar a su lado lo perdía por momento, en uno de esos instantes es cuando Lucho se resbala por la gravilla suelta que había en la carretera, se va de lado contra un peñasco golpeándose el arco superciliar izquierdo de su cara, el antebrazo y la rodilla de ese lado.

No sabíamos que pasaba, que decían en ese momento los informadores presentes en meta, solo atinábamos a narrar el rapidísimo pedalear de un hombre que quería ganar su segunda etapa del Tour, Situación que así pasó, después nos dimos cuenta que la televisión mostraba a Lucho sangrando y que tanto los locutores Franceses que transmitían al mundo esa gesta, como los nuestros, hablaban de un valiente sobre la bicicleta, fue tanta esa emoción de ese día que el relato final de Alfredo Castro repetía una y otra vez ;

“LUCHO HEERERA COMO UN NAZARENO…..LLEGA A LA META….CON SANGRE EN SU ROSTRO COMO HEMOS VISTO LAS IMÁGENES DE NUESTRO SEÑOR JESUS EL DIA DE SU CALVARIO… ASI VEMOS A LUCHO….TODO UN NAZARENO.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

error: