Policía desmanteló la banda de ‘Los Sierreros’, que venían talando a Munchique

En total  20 personas fueron capturadas acusadas por las autoridades de ser los responsables de obtener ilegalmente entre 10 y 20 toneladas de madera semanalmente en el Parque Natural Munchique.

OTRO CAPTURADO POR EL CASO DE ASESINATO EX ALCALDE ROSAS

Se trató de una  operación simultánea de la Policía de Carabineros en varios municipios del departamento de Cauca se logró la captura de los tres cabecillas de ‘Los Sierreros’, conocidos con los alias de William, Andrés y Don Darío, buscados mediante circular azul emitida por Interpol.

Los detenidos, que son sindicados de la tala indiscriminada de bosques en el departamento, deberán responder por los delitos de concierto para delinquir, daño a los recursos naturales, receptación, hurto calificado, contaminación ambiental y aprovechamiento ilícito de los recursos naturales renovables.

El general Rodrigo González Herrera, director de Carabineros y Seguridad Rural de la Policía Nacional, dijo que ésta es la primera gran operación en contra de la tala indiscriminada de árboles en Colombia, actividad que en adelante será combatida como una empresa de crimen organizado.

La operación se realizó luego de una investigación de cuatro meses, que inició por denuncia de sectores productivos de la región y mediante el sobrevuelo de zonas de la reserva en la que se evidenció el daño ecológico que se estaba ocasionando.

Según el oficial, la tala ilegal de árboles que hacía esta organización amenazaba el ecosistema de especies como el oso de anteojos, el venado de cola blanca y el colibrí munchique.

El oficial destacó que en lo corrido del año se ha capturado a 121 personas por tráfico ilícito de madera en 29 operaciones realizadas en diferentes zonas del país, al igual que se han incautado 4 mil 187 metros cúbicos de madera e inmovilizados 87 vehículos cargados con el producto.

La deforestación realizada por tala ilegal y la pérdida de árboles nativos, genera un impacto ambiental de grandes dimensiones, provocando erosión del suelo y su remoción fácil en épocas de lluvia. Desde el punto de vista biogeográfico, al acabar con bosques como los del Parque Munchique, se desconectan los corredores biológicos de la fauna nativa, lo que imposibilita su reproducción.

Según los registros del Ministerio de Ambiente y del IDEAM, en 2014, Colombia perdió una porción superior a 140 mil hectáreas de bosques tropicales, algo más del área urbana de Bogotá.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

error: