Con una tutela en Popayán buscan evitar el pago de una millonaria indemnización

El Consejo de Estado admitió el estudio de una Tutela con la que el municipio de Popayán busca evitar que quede en firme un fallo arbitral que obliga al municipio a una millonaria indemnización a la firma de Ingenieros Solarte por supuesto incumplimiento de un contrato firmado en el año de 1993.

Una de las premisas de la tutela es la falta de competencia de la jurisdicción arbitral, lo que le impediría pronunciarse de fondo en la controversia contractual que involucra a una entidad territorial local.

Adicional la alcaldía buscará la anulación de lo actuado argumentando vicios procedimentales.

La Procuraduría Judicial pidió al tribunal arbitral que basado en medida cautelar no exista un pronunciamiento de fondo arbitral hasta tanto se resuelva la tutela.

Sin embargo, el Tribunal Arbitral conformado en la Cámara de Comercio de Cali, ya emitió fallo y condenó al municipio de Popayán a pagar $72.594 millones a la firma de Ingenieros Solarte Hermanos,  al encontrar responsable al municipio de incumplir un contrato de obra firmado en 1993.

El pago según el fallo debe hacerse dentro de los 20 días hábiles después de la ejecutoria de ese laudo.  En caso de mora deberá pagar a los demandantes intereses moratorios fijados por ley.

La demanda hace referencia al incumplimiento de un contrato de concesión de obra firmado para que la firma de ingenieros realizará un mejoramiento a la vía panamericana, el anillo vial del norte de Popayán y barrios del suroccidente y sur oriente y ciclovía entre el barrio Cruz Roja y el club campestre, así como la conservación de la carrera sexta entre la calle 28 y Colpuracé.

El contrato se firmó por $4.831 millones de pesos

El pago de estas obras debía hacerse con el recaudo de una caseta de peaje que se debía instalar al norte de Popayán y con el recaudo de 112 meses.

La instalación del peaje generó un rechazo ciudadano y problemas de orden público que terminaron con la modificación del contrato, dejando a INVIAS el mantenimiento de la vía Panamericana.

La firma Solarte aceptó la cesión parcial y a continuar con el contrato en lo no cedido.

La financiación por peaje fue cambiada a un cobro de sobretasa al combustible, proyecto aprobado por el concejo en 1994. Las partes firmaron además varios contratos adicionales.

El municipio de Popayán alegó luego que como cambiaron las condiciones del contrato  se podía dar la terminación unilateral, hecho constituido en 1999. Por ello sobrevino la demanda.

En teoría un fallo arbitral es una última instancia, sin embargo se espera la actuación legal de Popayán sobre el tema.

Algunos expertos señalan que es posible la intención de la alcaldía de solicitar una anulación de lo actuado si se logran comprobar vicios procesales.  Otros señalan que el fallo quedó ejecutoriado y lo único que le resta al municipio es pagar y entrar en un proceso de restructuración de pasivos.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

error: