El Cauca y Popayán de cara a su destino

El pueblo está a tan solo cuatro días de tomar una decisión que podrá ser histórica o catastróficaPor: 

Henry Mesa Balcázar octubre, 2019

Rara vez la historia de un hombre o de un pueblo puede ser tan radical en sus extremos, pero cuando eso sucede la elección que se haga signará sus destinos a muy largo plazo o, incluso, de manera definitiva. 

Los pueblos caucano y payanés deben hacerse unas cuantas preguntas antes de decidir el próximo domingo: 

1. ¿Mejoró el Cauca durante los últimos ocho años en los que lo ha gobernado Temístocles y sus títeres?, ¿los indicadores que lo ubican entre los tres departamentos más pobres, violentos y atrasados del país cambiaron?

2. ¿Se invirtieron los ocho billones de pesos que durante estos ocho años tuvo a su disposición el Cauca en macropoyectos productivos y sociales o, por el contrario, se dilapidaron financiando el espurio macroproyecto politiquero de Temístocles y sus alfiles? 

3. ¿El Cauca que entrega la mafia politiquera de Temístocles Ortega es un departamento moderno, próspero y equitativo o, por el contrario, su legado es un departamento empobrecido, sin empleo, rezagado, colmado de cultivos ilícitos y a merced de las bandas criminales, las disidencias farianas y los carteles mexicanos?

4. ¿Durante estos últimos ocho años el pueblo caucano aumentó sus ingresos familiares y per cápita o, por el contrario, los únicos que incrementaron sus rentas y sus patrimonios fueron Temístocles y su grupo plutocrático y polítiquero?

5. En el caso de Popayán, tras estos cuatro años de «desgobierno» de César Cristian Gómez, ¿se entrega un municipio próspero, socialmente cohesionado y seguro o, al contrario, su legado es una Popayán polarizada, dividida, a merced del crimen y los delincuentes y sumida nuevamente en el desempleo y la inequidad social?

6. ¿El gobierno de Gómez Castro fue transparente, honorable, decente y abierto o, por el contrario, ha sido el gobierno más corrompido, cuestionado, caótico, oscuro y excluyente de la historia centenaria de Popayán?

7. ¿Bajo el «gobierno del cambio» el pueblo payanés, urbano y rural, aumentó sus indicadores de ingresos, patrimoniales y de acceso a las oportunidades o, en su defecto, los únicos que se enriquecieron de un modo descarado y desmedido fueron el Alcalde y toda su oscura red de socios, amigos y cómplices?

Finalmente, hay que expresarlo con valor civil y sin eufemismos cobardes:

Temístocles y César Cristian, rodeados de una serie de socios quizá más siniestros que ellos (si es que eso fuese posible), el único legado que le dejan a Popayán y el Cauca es empobrecimiento, inseguridad, rezago en todos los indicadores económicos y sociales, violencia, pérdida de legitimidad de las instituciones ante la comunidad, pérdida de respetabilidad ante el resto de la nación (puesto que los escándalos de corrupción protagonizados por este par de personajes han sido noticia en todo el país) y un profundo sentimiento de rabia y desesperanza en todas las capas de la población. Aún así, con un descaro brutal, que es una bofetada inmisericorde contra el pueblo, están moviendo cielo y tierra para imponer al precio que sea a sus ungidos, sus herederos para continuar con el despojo.

Pero este par de «tiranos blanqueados» (Temístocles y Gómez Castro) olvidaron que el único patrimonio que jamás podrán arrebatarle al pueblo caucano y payanés es su dignidad. Por eso este domingo recibirán en las urnas de la democracia un castigo que no podrán olvidar en lo que les reste de vida.

La esperanza, la dignidad y la rebeldía contra el despojo tienen nombre propio: Víctor Libardo Ramírez Fajardo y Juan Carlos López Castrillón. A partir del próximo lunes el sol brillará de nuevo sobre los campos, valles, montañas, pueblos y calles de Popayán y del Cauca.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

error: