Familia de niño abortado insiste en que Profamilia cometió un asesinato.

La familia de Juan Pablo Medina señaló que si bien no es su intensiòn de ver a ninguna persona en la cárcel, si solicitan que las autoridades hagan justicia por la autorización de un aborto a un niño de 7 meses de gestaciòn cuyo padre lo quería vivo y anhelaba criarlo.

Profamilia confirmó que procedió con la interrupción voluntaria del embarazo a una joven de Popayán que solicitó el procedimiento de manera libre e informada. La inducción voluntaria se hizo con un parto de feto muerto.

Profamilia aseguró que la mujer de Popayán que accedió a la interrupción estaba diagnosticada con un cuadro de depresión y  se encontraba bajo una de las causales despenalizadas para abortar en Colombia.

Profamilia hizo un llamado a la opinión pública para que se respete el ejercicio de los derechos fundamentales de las mujeres del país. “No se puede obligar a una mujer a llevar un embarazo, la autonomía reproductiva es de la mujer, nadie debe decidir sobre las decisiones de ella” dijo la directora de Profamilia a propósito de la oposición del padre del niño sobre el embarazo..

“Ninguna mujer que ejerza sus Derechos Sexuales y Reproductivos,  debe enfrentar barreras ni ser víctima de persecución y discriminación. La vivencia de la sexualidad y reproducción es íntima e individual” señaló profamilia defendiendo su actuar respecto al caso de la chica de Popayán.

En el último año 21.000 Interrupciones voluntarias del embarazo hizo profamilia, reveló su directora Martha Royo en rueda de prensa en Bogotá. El 47.15 de esos casos se hizo a mujeres entre los 15 y los 24 años de edad.  Solo 123 casos se hicieron en menores de 14 años por temas de abuso sexual.

Este caso de interrupción del embarazo ha generado polémica en Colombia. En contra de la decisión de profamilia se mostró la iglesia católica y varios senadores cristianos.

En un comunicado firmado por la Presidencia Episcopal Colombiano se calificó el hecho como un acto que generó dolor para la familia del padre y se reafirmó la postura que la vida es sagrada y el aborto es una injusticia que clama al cielo y una gravísima herida a la sociedad que se constituye en una pena de muerte contra los más pequeños e indefensos.

El senador John Milton Rodríguez, de Colombia Justa Libres, pidió al nuevo fiscal Francisco Barbosa investigar los «trámites y procedimientos» realizados por Profamilia en el caso de la interrupción voluntaria del embarazo de la mujer en Popayán, quien accedió al procedimiento a los siete meses de gestación tras ser diagnosticada con depresión.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

error: