$100.000 y un almuerzo pagaron a quien hostigara a militares en Santander de Quilichao.

La denuncia es del representante a la Cámara por el Valle Christian Garcés quien afirmó que  grupos ilegales habrían convocado y transportado a personas de otros municipios del Cauca para organizar la asonada.

Días antes desde el Ejército se  aseguró que los narcotraficantes establecieron una alianza criminal con el grupo armado residual ‘Dagoberto Ramos’ para que hostigara a los militares encargados de la erradicación en cinco veredas.

«Según el reporte que recibimos, los protagonistas de la asonada fueron cerca de 400 personas que habrían sido transportadas desde otros municipios en tres “chivas”, y presuntamente recibieron $100 mil y almuerzo por interferir el operativo de los militares», afirmó Garcés. 

Otros testimonios de la comunidad indicaron que los presuntos manifestantes hicieron una fiesta con abundante consumo de licor la noche después de la asonada, con el objetivo de celebrar que los militares habían abandonado la zona.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

error: