La Moe advierte sobre el incremento de Ataques contra Líderes en Colombia.

Según La Misión de Observación Electoral Moe La violencia contra lideres sociales, indígenas y afros fue más letal en el primer semestre de 2020,al documentar los ataques.

Argumenta la MOE que 12 agresiones fueron contra líderes afro y 20 contra líderes indígenas, pero “lo que más llama la atención” es “la letalidad” de las agresiones, pues en 58% de los ataques contra líderes afro terminaron en cinco asesinatos, mientras que contra los indígenas la letalidad fue del 70%, con 13 hechos criminales.

Advierte la MOE que lamentablemente el ranking esta liderado por los departamentos de Cauca, Chocó, Antioquia y Valle donde se concentra el 54,8% del total de los ataques.

“En el departamento del Cauca fue donde se presentaron más hechos de violencia contra líderes políticos, sociales y comunales en el país. Durante el primer semestre de 2020, sucedieron 45 hechos, los cuales se concentraron principalmente en los líderes indígenas, seguido por los líderes campesinos”, explicó Alejandra Barrios, Directora de la MOE.

El otro tema tiene que ver con con la guerra abierta entre las ‘Autodefensas Gaitanistas’ y el ELN en el departamento del Chocó, sin importar la cuarentena, esto causó la diáspora social confinamientos en poblaciones indígenas y afro en esa sección del país.

En los primeros seis meses de 2020 acrecentó la letalidad de las agresiones ya que el registro de asesinatos contra líderes sociales creció en 85% al pasar de 28 asesinatos en 2019 a 52 en 2020, mientras las amenazas en el mismo periodo se redujeron en un 24%.

El documento habla del escandaloso incremento en cuanto a asesinatos de líderes sociales étnicos en el departamento como el Cauca (250%) al pasar de seis en 2019 a 21 en 2020); Córdoba (400%) pasó de un crimen a en 2019 a cinco en 2020); Bolívar (150%) subió de dos asesinatos en 2019 a cinco en 2020); Putumayo (200%) que en 2019 registró un asesinato contra tres en 2020); Norte de Santander (33%) que subió de tres a cuatro.
Con relación a los líderes comunales, en lo que va de este 2020 se han presentado 35 hechos de violencia, que representan un aumento del 13% respecto de los 31 hechos registrados en el mismo periodo del año anterior.

Para la Moe el 60% de los hechos reportados fueron mortiferos (asesinatos o atentados), lo que pone a estos liderazgos en una situación de riesgo particular, especialmente a los presidentes de Juntas de Acción Comunal –JAC–, pues 18 fueron víctimas de algún hecho de violencia, 9 de ellos (el 50%) fueron asesinados.

“El departamento que más llama la atención es Antioquia, puesto que ahí se han registrado seis asesinatos contra líderes comunales, de los cuales cuatro se concentran en el Bajo Cauca. Esto representa un aumento del 300% de asesinatos al pasar de uno en 2019 a cuatro en 2020”, resalta la Moe.

También resalta la situación que se presentó en el departamento de Putumayo, particularmente el municipio de Puerto Guzmán, donde se asesinaron tres exmiembros y miembros de las JAC.
De los 35 hechos de violencia contra líderes comunales, 24 de ellos (68,6%) fueron perpetrados en 9 de los 16 territorios PDET, y de ellos 15 hechos (68%) terminaron en asesinato.

Igualmente, se advierte que de los 109 municipios donde se han reportado hechos de violencia contra líderes políticos, sociales y comunales en lo corrido del 2020, en 67% de ellos (73 municipios) hay presencia de al menos un grupo armado ilegal, mientras que 75,2% de los hechos letales fueron perpetrados en localidades donde hay alta presencia de tales grupos.

La MOE le pidió al gobierno nacional el reinicio de los diálogos con la guerrilla del Eln. “Su presencia en al menos 20 departamentos del país incluyendo el Cauca y su capacidad de afectación a la población civil, deberían ser suficiente razón para reanudar los acercamientos y buscar un cese bilateral y definitivo al fuego”, se afirma.

Sin embargo, reclama del grupo armado ilegal “un compromiso para frenar el reclutamiento forzado de menores de edad, el secuestro, y poner en libertad a las personas que tienen en cautiverio”

Con relación a las disidencias de Farc, en el periodo de estudio disminuyó el número de acciones violentas en 11%, comparado con el mismo periodo del 2019, teniendo en cuenta que este año se cometieron 73 acciones mientras que el año anterior fueron 82.

La señora Barrios termina diciendo que “es indispensable transitar hacia un concepto de protección colectiva, adicional a la individual, que permita hacer más eficientes las acciones y atender de mejor forma los fenómenos de violencia hacia los liderazgos étnicos, que acechan al país”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

error: