La muerte sigue acechando en el Cauca

Si hay una sede favorita para la muerte es el Cauca, el conflicto, la intolerancia y otras causas son la excusa perfecta para su actuar, al menos 10 personas fueron asesinadas de viernes a domingo en el departamento.


El viernes una familia fue atacada por hombres armados en zona rural de Bolívar, un hombre murió y su hijo un bebé también, la madre del pequeño aun permanece herida en un centro asistencial de Popayán.


Luego en el sector de Munchique, zona rural del municipio de Buenos Aires fue asesinado el Líder Social y defensor de derechos humanos, Guildon Solís Ambuila. El hombre había realizado el acompañamiento de las familias de las víctimas de dos masacres en el Cauca.


Después en el sector de Minas, límites entre los Resguardos de Tálaga y Belalcázar, Municipio de Páez, fue atacado a disparos el Comunero Indígena, Juan Carlos Pettins de 45 años.
Unas horas después, en el barrio Los Tanques del municipio de Caloto, Cauca, fue asesinado a disparos Hernán Eduardo Pino Julicué, de 30 años de edad, hijo de la reconocida líder indígena y exconcejera de la ACIN Luz Eyda Julicué.


Horas más tarde se presentó la masacre de Gualanday en Santander de Quilichao donde cuatro personas perdieron la vida y una mujer resultó herida.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

error: