Bromista simuló grave accidente en Coconuco

Una broma al 123 de la Policía terminó en una frustrada operación de rescate coordinada por los bomberos de Popayán.

Un bromista llamó al 123 advirtiendo de un volcamiento con personas atrapadas, por las características la policía remitió la alerta a bomberos.

Llama la atención que la persona que hizo la broma conoce el protocolo, que significa verificar la existencia del número y del remitente, pero acto después que dos máquinas de rescate fueron enviadas a la zona, la sim de ese número fue desactivada.

Los rescatistas hicieron un barrido de la zona y no encontraron la emergencia, solo el informe que en la mañana hubo un choque de un moto sin maryores consecuencias.

Los bomberos recordaron que llamar de manera falsa a una línea de emergencia es una contravención sancionada por la ley pero más que todo una total irresponsabilidad.

Desde la Policía se aperturó una investigación al respecto.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

error: